Cuando decides “volver a estudiar” porque el sueño que persigues es tener una vida mejor tienes que tener presente que si vas en serio, que si vas a luchar por ello, de verdad, sacrificando parte de tu vida, debes tener muy presente que eso significa CAMBIAR TODO LO QUE ESTÁ A TU ALREDEDOR.

Tu vida deber girar 180 grados, porque sino no lo conseguirás y eso la mayoría de las veces implica deshacerte de todo aquello que supone un obstáculo en tu camino.

Y cuando digo ésto no es que le des una patada a todo lo que está a tú alrededor, pero tú misma te darás cuenta quien está a tu lado en ese nuevo cambio y quién no, quién está dispuesto a cambiar contigo y quién no, y sobre todo quién entiende lo que estás haciendo, porqué lo estás haciendo y quién no.

Hoy te quiero contar una historia real, que quizás para tí suene un poco extrema, pero por desgracia, yo, que me dedico a ayudar a mujeres que quieren prosperar en la vida, que no quieren quedarse con la vida que tienen y que están dispuestas a todo por conseguirlo, suena más normal de lo que te imaginas.

Ana acababa de terminar un examen de derecho político, le había salido mal.

Su preocupación era como decírselo a su novio.

Paseó durante dos horas, buscando la mejor forma de hacerlo.

Cuando llegó a casa, se lo encontró esperando, sentado.

Su reacción al oír lo que Ana le contaba. fue echar abajo toda una estantería llena de libros.

Estaba enfadado.

Él mismo llevaba cinco años estudiando una carrera que era de tres, pero estaba enfadado con Ana.

A partir de ahí, ella casi nunca aprobaba un examen.

Estudiaba con él al lado, pero no aprobaba.

Pasado un tiempo la vida de Ana se complicó, falleció su madre, dejó la carrera y además se separó de su novio.

Cuando se casó con su marido, él la animó para volver a estudiar y no sólo la animó, sino que cuando Ana decidió continuar su carrera, él la ayudó todo lo que pudo para que tuviera éxito.

Ana no sólo aprobó curso por año, sino que además lo hizo con un buen expediente académico.

Hoy tiene su propio despacho y ejerce como abogada.

Yo la conocí cuando ambas cursábamos cuarto de derecho en la UNED.

Lo normal es que casi todos los que estudiamos allí tengamos una historia detrás.

Un día me contó la suya y lo más curioso es que mientras me la relataba me decía que durante muchos años e incluso ejerciendo ya como abogada, no había recordado el episodio sucedido con su novio.

Nunca se paró a analizar porque antes no tenía éxito en los estudios y años más tarde sí.

Cuando alguna vez le había venido a la cabeza, lo había achacado a la inmadurez con la que comenzamos en la universidad, también llegó a pensar que la muerte de su madre la había hecho madurar y eso se había reflejado en los estudios.

Ana había olvidado por completo el incidente con su novio, pero el subconsciente se encargaba de recordárselo cada vez que se sentaba a estudiar y en lugar de pensar en lo que estudiaba, pensaba en la bronca que le esperaba con su novio si el examen no salía bien.

Como ves, a veces sucede que las personas que te rodean pueden llevarte a la gloria o al más profundo de los infiernos.

Ana, consciente o inconscientemente aprendió a rodearse de personas positivas y dejar a un lado las llamadas personas tóxicas.

Y le fue bien.

Tú tienes que hacer lo mismo, en el caso de que al leer ésto te sientas identificada.

Si observas que no avanzas en los estudios como quisieras, no es que seas torpe, hoy en día no hay nadie torpe.

Simplemente tienes que hablar con tu subconsciente y dejar que te cuente.

Si lo escuchas atentamente, descubrirás donde radica el problema y así podrás ponerle solución.

ACCEDE A MIS CURSOS SOBRE PRODUCTIVIDAD EN EL ESTUDIO

Hasta la próxima semana.

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies